Cargando...
Y llegó la primera
09 - 08 - 2008
0

Y llegó la primera

Compartir


La primera medalla de la delegación Argentina en los JJOO fue obtenida por la joven judoca Paula Paretto, quien ganó la medalla de bronce tras vencer por waza-ari a la norcoreana Ok-Song Pak en los segundos finales de un duelo que estuvo lleno de emoción, lo cual significa la primera medalla olímpica de la historia del Judo Nacional.

La argentina logró un agónico triunfo al revertir un combate muy trabado que la encontró en desventaja hasta los segundos finales. La cuota extra de dramatismo llegó cuando los jueces tardaron en ponerse de acuerdo en el fallo de una toma en la que Pareto colocó de espaldas a su rival. Finalmente, la decisión determinó la victoria de la porteña, quien estalló en lágrimas al saber que obtenía la medalla de bronce en su primera experiencia olímpica.

Pareto había debutado con un triunfo ante la australiana Tiffany Day (por ippon), y luego cayó con la japonesa Ryoko Tani (shido), bicampeona olímpica y siete veces campeona mundial. Ya en la ronda de repechaje, en una derrota 1-0 muy ajustada. Luego superó a la local Shuwen Wu y a la húngara Eva Csernoviczki, en ambos casos por waza-ari. El oro quedó en poder de la rumana Alina Dumitru y la plata para la cubana Yanet Bermoy, mientras que la japonesa Tani compartió el tercer lugar con la judoca argentina.

La judoca nacional comenzó a practicar judo a los 9 años, en San Fernando. Su meta para Beijing 2008 era superar las rondas iniciales, aunque la preparación a conciencia que realizó junto a su técnico, Carlos Yuma, la llevaron hasta el último escalón del podio olímpico.

Este año había finalizado tercera en el Campeonato Panamericano que se realizó en Estados Unidos. Previamente había registrado un segundo puesto en los Juegos Odesur (2006) y un tercer lugar en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro (2007).

Comentarios (0)

Videogalerías

Videos