Cargando...
Una más
22 - 07 - 2015
5

Una más

Compartir

Paula Reggiardo, representante del seleccionado femenino de básquetbol en Toronto, volvió de Ezeiza y se tomó el 161 para llegar a su casa. "Me sorprende que la foto se haya hecho tan popular", dijo.

El sacrificio de los deportistas argentinos es moneda corriente en el país. El ejemplo más claro de ello es el que vivió Paula Alejandra Reggiardo, quien apenas arribó a Ezeiza llamó la atención de los usuarios del colectivo 161.

Con su indumentaria oficial, la basquetbolista viajó en el transporte público para retornar a su casa luego de su participación en los Juegos Panamericanos. "Del aeropuerto me vine en una combi junto con las chicas a quienes ningún familiar había podido ir a buscarlas. Llegamos al Cenard y como yo vivo en Florida, me bajé en Panamericana. Como estaba cargada con los bolsos no podía caminar mucho, así que me tomé el 161 por diez cuadras", relató.

"Un señor se me puso a hablar y me preguntó si venía de los Juegos Olímpicos... le expliqué que volvía de los Panamericanos", continuó Reggiardo, y advirtió: "Se ve que mucho de deportes no entendía".

La argentina no logró alcanzar una medalla en esta disciplina dado que en el Grupo B del torneo cayó con Cuba (68-55) y con Canadá (73-58). La victoria frente a Venezuela por 86 a 68 no fue suficiente para clasificar a las instancias del podio.

Comentarios (5)

Videogalerías

Videos