Cargando...
Se terminó, Diego
03 - 07 - 2010
0

Se terminó, Diego

Compartir


Se terminó tu mentira como técnico de la selección y la de tus falderos como asistentes. La verdad es que nunca supiste armar un equipo. Durante la clasificación una enorme mayoría de argentinos opinó que no te quería como técnico. No te importó: te dejaste usar – necesitabas el micrófono, las cámaras y el billete - y seguiste. La campaña de las eliminatorias fue lamentable. Cuando el bochornoso 6x1 en Bolivia, tenías la excusa pronta: la altura.

Las fallas eran evidentes y hoy quedaron al desnudo. Nos ilusionamos con la clasificación por la diferencia mínima y en el último partido, y de nuevo con la Argentina 100 de los primeros cuatro de este Mundial. El equipo no jugaba bien, erraba pases y abusaba del antiguo vicio argentino de pasar la bola atrás o al costado. Pero ganaba y así seguía adelante.

No se trata de patear al caído. En ese equipo nadie sabe dónde está o qué va a hacer el compañero. No hay diseño táctico, principal función del DT. Los jugadores andan perdidos. El equipo depende exclusivamente del talento individual de un par de tipos. Muy poco para ganar un Mundial.

Hoy te llegó la hora de la verdad. El técnico alemán Joachim Löw te dio una lección de táctica futbolera de las que no se olvidan. Salimos con un doble 5 y no tuvimos la pelota ni molestamos al arquero Neuer. Müller hizo un gol y casi hace otro. El duro Sweinchsteiger fue figura. Klose anotó dos más caminando. Perder es normal, pero perder por goleada y con baile no lo es. Hicimos un papelón histórico.

Dejo aquí registrada, una vez más, mi reverencia a la seriedad y aplicación de los germanos: ganaban 1x0, 2x0, 3x0, 4x0 y no tiraban la pelota afuera; al contrario, seguían metiéndole hacia delante. La historia lo demuestra: no se debe subestimar a los alemanes.

Los brasucas siguen festejando por aquí. Y ahora, ¿quién la tiene adentro, Diego?

Mario D. La Gatto para La Selección

Comentarios (0)

Videogalerías

Videos