Cargando...
No hubo revancha
09 - 08 - 2008
0

No hubo revancha

Compartir


Los Pumas cayeron duramente ante los Springboks por 63 a 9 y no hubo revancha con relación al Mundial de Francia 2007 cuando los argentinos también habían perdido contra los sudafricanos pero por una diferencia considerablemente menor.

El partido se disputó en el Coca Cola Stadium (en su momento Ellis Park, lugar donde se forjó la historia de los Pumas), se festejaba cumpleaños número 90 de Nelson Mandela, ex mandatario del país africano, y los visitantes tenían la sangre en el ojo por la derrota del Mundial, por lo que se esperaba un gran duelo.

Como en el debut mundialista ante Francia, en el minuto inicial se vio la concentración con la que entraron los comandados por el Tati. Rápido forzaron un penal y Felipe Contepomi, sucesor de Pichot en la capitanía, aprovechó para abrir el marcador. La defensa continuó férrea, con excelentes tackles y pelotas recuperadas. Otra infracción y el Mellizo estiró las diferencias. A los 8, los locales se veían sorprendidos por el planteo agresivo de Los Pumas. Esos dos golpes lo despertaron a Sudáfrica, que con una avivada de Butch James al abrir rápido un penal lo dejó a centímetros de la línea de in goal al debutante Jongi Nokwe. Ahí, apareció de nuevo la defensa Puma. Resistieron los embates sudafricanos y, otra vez, consiguieron arrebatarles la pelota.

Contepomi llevó el marcador a 9-0. Otra pelota recuperada casi termina en try de Juan Fernández Lobbe, y luego de varias fases también Roncero quedó al borde del try. Las opciones estaban, pero en sus 22 yardas Sudáfrica no daba ninguna ventaja. Pero hasta ahí llegó la actuación de Argentina en el partido, la reacción del equipo local fue devastadora para la chance de los Pumas.

Se le armó un hueco en el centro de la cancha a Jean de Villiers y no lo dejó pasar. Nadie lo pudo parar y cuando le salió Stortoni habilitó a Jacobs para acercarse en el resultado. Por primera vez fallaron en el tackle y los locales no perdonaron. Antes del final del primer tiempo, otro golpe letal. El veloz Nokwe aguantó un par de tackles y marcó su primer try con la camiseta verde. Lo mejor que le podía pasar a Los Pumas era que terminara esa etapa inicial para recuperar energías, aunque el resultado estaba 14-9 abajo por dos minutos fatales.

En el complemento el objetivo era salir de la misma manera que en el arranque del partido. Pero las piernas pesaban más que al principio. El comienzo fue prometedor, con un buen juego corto con los forwards. Sin embargo, otro mínimo error desembocó en el tercer try de los Springboks. Pelota a las espaldas de Stortoni, la defensa argentina estaba desacomodada y a Spies la pelota le picó perfecta para que apoye. Al igual que en el final del primer tiempo, había muchos espacios para que Sudáfrica ataque. Esa defensa cerrada del comienzo, ya no era la misma. Y los locales se aprovechaban. La velocidad de Pietersen y la viveza de Du Preez, sumaron dos tries más para la cuenta de los de verde. James siguió infalible con el pie. El entrenador Phelan apostó a los cambios para ver si podía frenar la escalada sudafricana. Entraron Galindo, Lozada y Carballo.

Los Pumas no conseguían concretar sus chances, Sudáfrica era todo lo contrario. Jacobs volvió a cortar por el centro y le dejó servido el try a Van Niekerk. Dos minutos después, un pasamanos de lado a lado concluyó con otro try de Van Niekerk. El final fue con la misma sintonía, con dos tries más: uno de Du Plessis y otro de Pietersen.

En definitiva, dura derrota del conjunto argentino con pasajes buenos del partido ya que si se tiene en cuenta que durante 35 minutos estuvo ganando 9-0 en Sudafrica, es bastante importante, aunque lo que vino después quedará para el olvido, o mejor, para trabajar y no volver a cometer tantos errores juntos en un partido y menos, contra el mejor equipo del mundo.

Comentarios (0)

Videogalerías

Videos