Cargando...
Argentina defraudó y cayó ante Chile
10 - 01 - 2013
0

Argentina defraudó y cayó ante Chile

Compartir


En Mendoza, perdió 1-0 por un tanto de Castillo. El equipo de Trobbiani debutó con el pie izquierdo, mostró un flojo nivel y no pudo quebrar a su rival que terminó con nueve jugadores. El viernes, ante Paraguay.

Un entusiasmo gigante que invitaba al gran festejo se transformó finalmente en una enorme frustración. Ese juego fantástico, con jóvenes figuras que auguraban esperanza e ilusión, se diluyó en una alarmante intrascendencia. No tuvo fútbol Argentina y fue presa fácil de Chile, que mañoso para hacer tiempo y bien parado atrás le ganó por 1-0.

El equipo de Trobbiani salió a jugar el partido que pensó durante la semana. Con su esquema 4-1-4-1 audaz pero arriesgado, se paró en el campo de Chile con Vietto casi marcando al arquero Melo. Y la presión dio resultado: Lanzini tuvo el gol cuando quedó con la pelota dominada dentro del área y mano a mano con el arquero. El enganche de River, sin marca, la tiró por sobre el travesaño. Al rato metió un buen derechazo cruzado y esquinado desde afuera del área, y el manotazo de Melo se lo evitó.

Las falencias que Argentina mostró en los entrenamientos se repitieron en el debut. El peligro llegó con las buenas pero breves explosiones de fútbol de sus individualidades. Centurión fue capaz de gambetear hasta dos hombres pero le costó encontrar un pase claro. Iturbe arrancó por derecha pero se tuvo que mudar al otro vértice para tener contacto con la pelota. Tampoco funcionó. Chile creció cuando entendió que el negocio estaba en sortear rápido la salida y tener la pelota en el medio.

Y llegó. Ya había avisado Cuevas, que le ganó en el cuerpo a cuerpo a Magallán, con un zurdazo que se fue apenas arriba. Advirtió Rubio, tras un tiro de esquina, pero lo perdió abajo del arco. A los 21, cuando el clima se ponía pesado en las tribunas, llegó un nuevo centro desde los pies de Rabello y Castillo, el goleador de la Universidad Católica que logró ganarle siempre a Carlos Ruiz, cabeceó al gol sin marca.

Los problemas eran todos de la Argentina, que en la primera parte tuvo en Alan Ruiz al único con la voluntad de acercarse a Kranevitter y ser la salida. Cuando el enganche de San Lorenzo jugó, Chile pegó. Por eso los de Mario Salas sumaron amarillas hasta llegar a la expulsión de Fuentes tras una dudosa falta sobre el propio Ruiz.

Los desajustes se intensificaron en cada línea, no hubo hilo conductor. Los cambios confundieron y ni la ventaja numérica ayudó ante un Chile práctico e inteligente. Nervios, silbidos y la histeria general sellaron este frustrante debut.

Fuente: Clarín

El resumen
httpvh://www.youtube.com/watch?v=tDlSUZo3HmQ

Comentarios (0)

Videogalerías

Videos